guns-dont-kill-people-people-kill-people-quote-11

Se deben de prohibir las apuestas en deportes no profesionales?.

Pregunta sencilla, no?

De respuesta sencilla? Para nada!

Y encontrar la mejor solución es muy complicado… y este debate abre tantos campos que ni siquiera están relacionados con las apuestas… que nos pueden hacer chocar con nuestros ideales políticos, morales e incluso de entender el deporte.

 

Esto es un blog de apuestas, me dirijo a un público de apuestas por lo que partimos de la premisa que no vemos como algo malo el mundo de las apuestas. En contraposición con otros sectores de la población que ni entienden este mundo ni lo entenderán.

Mi primer planteamiento lo he escrito muchas veces. “Las armas no matan a las personas; las personas matan a las personas”

Trasladado a las apuestas. El juego no hace los amaños, quienes lo hacen son los deportistas.

Por lo tanto el primer error que se puede cometer y comete la gente ajena a este mundo es criminalizar a las apuestas. Y por ahí yo creo que no debemos de pasar, el culpable final de hacer un amaño y beneficiarse es el deportista. El responsable será él

Pero hasta qué punto podemos criminalizar nosotros al deportista?

Y ahí quizás es donde debemos ponernos en la otra piel, hemos leído miles de casos de tenistas que pierden dinero viajando por los torneos, jugadores de fútbol, baloncesto etc. que son profesionales menos en el sueldo. Ya que su dedicación es plena.

La tercera división por ejemplo es una categoría terrorífica, nos encontramos con jugadores que quieren a su deporte se sacrifican por el sabiendo que ya no van a llegar a nada más simplemente por amor al fútbol ganando 200-300€

Esto es un caso real de cualquier grupo de tercera división que nos imaginemos. Cuanto esfuerzo ha habido para poder llegar a tercera por parte de un chaval? Muchísimo! Y cuanto esfuerzo hay a día de hoy?

Seguramente entrenará 3 días a la semana mínimo, tendrá que estar en forma y cuidarse. Tendrá un trabajo del que viva y al terminar irse a entrenar

Y los fines de semana si juegan un domingo a las 12 de la mañana a 3 horas de distancia se levantarán a las 6 de la mañana del domingo que tiene libre, el sábado se habrá tenido que acostar pronto y no habrá podido salir.  Y al terminar el partido llegara a las mil a su casa

Y todo esto por 300€ en algunos casos

Hasta qué punto podremos criminalizar desde nuestra casa al chaval que se quiere sacar un pequeño sobresueldo haciendo alguna apuesta?

Pues seamos claros… es complicado. Es complicado atribuirnos esa autoridad moral para juzgarlo.

Aun así vamos a tenerlo claro, la ley del juego prohíbe apostar a los jugadores:

fluxoamateur

Por lo tanto aunque éticamente no podamos juzgar a esos jugadores, están cometiendo un delito y por lo tanto están haciendo algo mal.

 

Nos encontramos con el “yo no tengo que hacerlo pero nadie me lo impide” “todo el mundo lo hace, y el que no lo hace es tonto”

Y podemos trasladar estas frases a cualquier ámbito de nuestro día a día. “yo consumo droga aunque está prohibido porque nadie me lo impide” “yo mientras no haya radares voy a ir a 180” etc. etc.

Las leyes son claras, pero es el mismo sistema el que incita al fraude. Por lo tanto el estado es el que algo está haciendo mal.

Cómo podemos evitar que un chaval que gana 300€  no haga un amaño y pueda ganar 6000€ por partido de forma sencilla incluso sin condicionar el resultado como puede ser con mercados secundarios. El jugador puede cumplir su misión ganar el partido y además ganar un dinero extra.

El estado debería de prohibir entonces las apuestas a deportes no profesionales?

Quizás simplemente con educación como me comentaban en twitter debería de valer para que los jugadores no apostasen? Es complicado…

Cuando hablamos de que “papá estado” intervenga estamos aceptando y asumiendo que por nosotros mismos no somos capaces de hacer cumplir las leyes.

Y aquí es quizás donde podríamos aplicar alguna de las doctrinas liberales. Si yo quiero apostar 3000€ a tercera división y una casa de apuestas quiere aceptarme la apuesta libremente ¿por qué el estado debe de intervenir?

Yo no juego en ningún equipo, yo no tengo ningún contacto, yo no tengo ningún tipo de información de primera mano. Simplemente soy un apostador que quiero apostar libremente a una categoría no profesional y una casa de apuestas libremente quiere aceptar mi apuesta. ¿Por qué el estado debe de intervenir?

(centrémonos sobre todo en el final del vídeo)

Una de las contras de cualquier teoría liberal, es el no asumir que la gente es “tonta” y que en algunos aspectos “papá estado” tenga que intervenir.

Y quizás en este mundo de las apuestas en deportes amateur sea uno de esos puntos donde tenga que intervenir. Personalmente me considero una persona anti juego y no me gusta para nada ver anuncios de casas de apuestas a cualquier hora dirigido a cualquier público. Y de la misma forma que considero y creo que el estado acabará interviniendo creo que para la salud del deporte amateur tendría que hacerlo.

Seamos claros… aunque seamos apostadores y nos podamos beneficiar los amaños en algunos aspectos en el largo plazo nos pueden perjudicar. Si eres un pronosticador de fútbol y pronosticas un partido con pocos goles, y sin embargo han amañado un over. Perderás dinero

Si eres bueno pronosticando tercera división y por culpa de los amaños ese mercado deja de ser rentable para las casas  y lo eliminan, te perjudicará. Como por ejemplo paso con los itf

Por lo tanto debemos de asumir que nos guste o no, que haya amaños en el deporte amateur es un problema. Y por lo cual debemos de buscar una solución a medio camino entre la prohibición total y el que se pueda apostar.

Ya que las apuestas también tienen su lado positivo. Cuánto dinero se mueve en torno a las carreras de galgos o caballos en Inglaterra. Cuantos puestos de trabajo directo e indirecto se generan a diario? Una barbaridad!

E incluso más cercanos a nosotros, los deportes de pelota generan una gran cantidad de dinero con las apuestas donde los mismos jugadores reciben su parte

Y esto es algo que deben de escuchar y entender también nuestros legisladores, las apuestas pueden hacer crecer muchos deportes. Día a día hay miles de personas que apuestan en todo el mundo, si yo puedo apostar al equipo de mi pueblo de tercera división y puedo ganar dinero. Quizás empiece a seguir sus partidos, me abonaré, viajaré con ellos ya que me interesa estar informado bien por pasión, bien ya que soy capaz de rentabilizarlo. O por ambas a lo mejor, una cosa complementa a la otra.

Las apuestas es una ventana enorme a captar nuevo público, y ya no solo a nivel regional. Si un partido de vóley de la máxima categoría congrega a 200 personas en un pabellón quizás por internet haya 5000 personas que han apostado y que lo están viendo en cualquier parte del mundo. Intentemos aprovechar esos 5000 nuevos clientes que tenemos gracias a las apuestas.

En el fútbol profesional como dato objetivo, los partidos que más volumen de apuestas tienen son los de los horarios “nocturnos” después de las 20:00 y los partidos de los lunes tienen más movimientos que los del fin de semana de antes de las 20:00

Por qué? Porque a esas horas no hay tanta oferta de partidos y los apostadores aprovechan y apuestan a esos partidos de la liga BBVA. Seguramente el lunes sea un mal día para ir a ver un partido al campo, sin embargo tiene más repercusión que si se jugase un domingo a las 17:00

Gracias a las apuestas ese partido llega a más gente, sus sponsors se ven más, la liga genera más interés etc.

Por lo tanto las apuestas no son tan malas…

Por que los equipos no se benefician de ceder sus datos a las apuestas de forma directa?

 

Aun así en la encuesta que he publicado siendo un público como somos apostador, por ahora solo un 30% entienden que no hay que prohibir, o sea entendemos que hay problema y algo hay que hacer.

Personalmente mi propuesta sería clara, el estado debería de intervenir… no prohibiendo pero si limitando ( esto mismo dije una vez y me contestó otro apostado: “más limitaciones”) de una forma sencilla que por ejemplo el beneficio máximo por partido fuera 300€ por usuario

O sea si quiero apostar 25€ a una cuota 15 no pudiese, pero si que pudiese apostar 10€ a cuota 15 y 150 a cuota 2

_Las casas de apuestas podrían seguir ofertando esos mercados, sin miedo a que les ganen con amaños

_El aficionado podría seguir intentando ganar dinero con estos partidos y aficionarse